4.9.09

Confeti por doquier

Hace unos días tuvo lugar la Festa Major de Ripollet. Entre otras varias actividades a lo largo de los cuatro días que dura, el último día como cada año, la "fiesta del confeti" cerraba las fiestas de 2009.

Es una fiesta en la que el alcohol y el confeti brilla por su presencia. La música primero suele prceder de una orquesta, este año tocaba canciones de rock español, y después de un "DJ" que ponía pachanguilla sobretodo, mezclando entre canciones del momento y canciones de hace años pero que no pueden faltar en este tipo de fiestas.

Te puedes encontrar a personas de todas las edades, desde niños pequeños con los padres hasta los jóvenes adolescentes que empiezan con el alcohol y no se controlan. Por otra parte, te encuentras a los amigos de la infancia, del instituto, también a esos amigos del Facebook que tienes agregados aunque solo los conozcas de vista o hayas coincidido con ellos un par de veces en tu vida ya que es amigo del amigo de tu amigo... Y es la típica fiesta donde les saludas y te echas unas risas. Cuando te reencuentras con antiguos compañeros de clase surge la típica conversación: ¡Holaaaaa! ¡cuánto tiempo! (con gran euforia, besos y abrazos) ¿qué tal? ¿qué haces aquí? (pues lo mismo que tú, pasar el rato...) ¿qué es de tu vida? ¿cómo va la carrera? (en caso de que estés algo familiarizado con lo que ha estado haciendo...) si es alguien de hace más tiempo... ¿estás estudiando, o trabajando? ¿qué ha sido de tu vida todos estos años? Se responde todo con dificultad, ya que has ido a buscar la bebida de tus amigas con otra amiga que te está esperando a que termines de hablar (o ya se ha ido) con los vasos a punto de caerse porque no para de tropezar gente contigo y llenándose de confeti porque crean guerras a tu alrededor. Y acabas despidiéndote con lo típico también: "a ver si quedamos algún día y nos ponemos al día" o "hacemos ese café pendiente, eh" u "organizamos esa cena con todos, que hace tiempo que se habla pero nadie hace nada..." Y luego llegas a donde están tus amigas (después de una eternidad) esperando la bebida y sólo has conseguido salvar tres cuartos de bebida llena de papelitos (veáse la foto de la izquierda) y tú vas con los pantalones manchados porque te lo han tirado encima... en fin, toda una aventura. Luego, dependiendo de lo social que tú seas, del buen rollo o mal rollo que tenías con tus excompañeros de clase... puedes hablar con todo el que te cruzas y disfrutar a ratos con tus amigas, o también hay gente que intenta evitar a aquellos a los que no le apetece ver o entablar una conversación forzada (en este caso) como la de antes, por lo que sea que haya pasado en el pasado... Pero bueno, en mi caso, yo siempre he tenido buen rollo con todo el mundo así que, yo fui, saludé a quién vi conocido, me tiraron confeti, tropezaron conmigo, me tiraron la bebida, tuve esa conversación de antes varias veces y me lo pasé genial con mis amigas.

Otra cosa es que la fiesta acaba sobre las 3 y media de la mañana, cuando estás casi empezándote a animar y a pasártelo bien... pero se celebra en el "patio" de un colegio público y está pegado a edificios con gente que suele trabajar al día siguiente. Te corta el rollo. Así que buscas una alternativa para continuar la noche. Como no hay demasiado dónde elegir en mi pueblo... todos acabamos en el mismo sitio hasta que se llena. Una especie de discoteca-antro, a la que sólo has ido un par de veces más en tu vida, cuando era la opción más fácil y las otras alternativas quedaban lejos, o simplemente no existían o tenías que irte al pueblo de al lado. Así que la opción más fácil, económica y cercana queda ocupada rápidamente por los de mente más ágil, que recuerdan de repente que ahí cerca está ese local que ha cambiado tantas veces de nombre. Te vuelves a encontrar a excompañeros y a hacerte fotos con todo el mundo. Porque es fiesta mayor y hay alcohol y todo eso incrementa exponencialmente la alegría y el buen rollo entre los ripolletenses. Porque nos hemos dado cuenta que la fauna aquella que recordábamos hace unos 4-5 años en estos eventos, por suerte, o se está extinguiendo o ya no acude a estos lugares. Ahora al menos ya no corremos el riesgo de acabar con vallas volando cerca de nuestras cabezas, ni de ser víctimas inocentes en peleas que surgían a escasos metros de ti cada dos por tres, mientras intentabas pasártelo bien.

2 comentarios:

jordicine dijo...

Parece una fiesta diverdita. No te digo nada de Lost porque soy de las pocas personas del mundo que todavía no han visto ni un capítulo. Un beso, Krys.

Anónimo dijo...

hiya


Just saying hello while I read through the posts


hopefully this is just what im looking for looks like i have a lot to read.