21.6.10

La vida es una tragicomedia, a medias

Cita célebre del escritor francés Jean de la Bruyère:
"La vida es una tragedia para los que sienten y una comedia para los que piensan."
Analicemos:
  • La tragedia es una forma dramática cuyos personajes protagónicos se ven enfrentados de manera misteriosa, inexpugnable e inevitable contra el destino o los dioses, moviéndose casi siempre hacia un desenlace fatal por una fuerza ciega, la fatalidad, el sino, el hado o fatum, anunciado siempre por diversos oráculos.
  • La comedia es un género dramático que se caracteriza porque sus personajes protagonistas se ven enfrentados a las dificultades de la vida cotidiana, movidos por sus propios defectos hacia desenlaces felices donde se hace escarnio de la debilidad humana.

Me llamó la atención cuando la leí la primera vez hace unos días y llevo dándole vueltas desde entonces, porque en una primera impresión parece que tiene razón. Pero la verdad absoluta no puede radicar en una sola frase (igual en ésta que acabo de escribir sí xd).

Tiendo a analizar demasiado aquello que me atrae.

Según el amigo Jean y su cita sólo existen dos tipos de personas "vivas": las que sienten y las que piensan. El resto, están muertas. Ok, no xd. Teniendo en cuenta que todos somos seres vivos capaces de sentir y pensar, nos encontramos en un tipo intermedio, digamos que entonces vivimos una tragicomedia o que podemos vivirla si somos conscientes de que podemos.

Pero las tendencias es lo que nos diferencia a unos de otros, ahí está la gracia de nuestra especie, lo que crea el equilibrio necesario. Unos tenderán a vivir más una tragedia, los que se dejan llevar más por los sentimientos, que no tiene por qué siempre acabar mal, y la vida de otros será más bien una comedia, los que piensan más que otra cosa.

Sentir o pensar es algo que no podemos controlar, es algo que forma parte de nosotros. Aunque sentir es algo más inconsciente, aunque seamos conscientes de ello, y pensar, lo hacemos más conscientemente y se puede hacer más subjetiva u objetivamente. En su medida, todo nos llevará a vivir de una forma u otra.

Las personas que actúan dejándose llevar por los sentimientos sufren en más ocasiones que las que piensan antes de actuar, porque se arriesgan más y tienen más posibilidades. Es cosa de estadística. Los que piensan se arriesgan menos, pero son capaces de ver la vida desde otro punto de vista externo y eso es lo que les permite reirse de ella, porque realmente no la están viviendo del todo; entonces (creen que) no se ríen de ellos, sino de lo que ven. Son más observadores y precavidos. Los otros, viven la vida en todos sus sentidos, en todos los extremos. Por eso, los extremos suelen desembocar en tragedia...

He escuchado varias veces que los locos suelen ser personas que piensan mucho. ¿Acaso la locura no suele ser una comedia? Pues no, sólo si no la 'sientes' tú; la locura puede ser todo.

Sin poder evitarlo y controlarlo, para mi suerte o desgracia, tiendo a formar más parte del segundo grupo de personas que se citan en la frase, soy de las que piensan. Entonces, según Jean: Pienso, luego debería reír río.

¿Y vosotros, en qué lugar de esta tragicomedia os encontráis?
[Adjunto encuesta en el lateral]

2 comentarios:

LiPooh dijo...

Buena reflexión. A bote pronto diría que no hay dos clases de personas, sino una sola que piensa y siente porque para pensar conectamos con nuestros sentimientos y para sentir lo pensamos. La única diferencia es que prima más o que influye más. En mi caso, el pensar. Racionalizo todo, incluso las emociones, lo cual a veces me trae problemas.

Me gusta que traigas estas reflexiones ;P
Saludicos

krys dijo...

Gracias LiPooh. Estoy de acuerdo con lo de que sentimos y pensamos, pero sí, hay algo que lo hacemos mucho más.. es la tendencia. Parece que entonces "pensamos" igual. He puesto una encuesta a ver qué % sale.

Me gusta que comentes :)
Saluts!