26.3.09

Primavera y resfriado


Ya es primavera, según la fecha. El invierno, mi estación favorita, ha finalizado. Pero yo no noto el cambio, me refiero al calor. Aunque hay gente que ya va en manga corta cuando yo aún voy con dos mangas y media. Quizás sí que siento el cambio, por el resfriado. Suelo resfriarme en los cambios de estación. Eso si que lo noto desde hace un par de días. Ya me veo con el paquete de kleenex pañuelos de papel, formando parte del kit (kit?) esencial que me acompaña a todas partes.

Odio el resfriado, porque es muy molesto. Sobretodo por esa sustancia viscosa que nos suele taponar la nariz y nos dificulta la respiración. Prefiero sentirme floja, tener algo de dolor de cabeza, pero esto no. Mientras estás en movimiento, se comporta, pero cuando te sientas o te tumbas, su misión es taponarte las fosas nasales y obligarte a respirar por la boca, porque por mucho que te suenes… son infinitos, ya sabéis de qué hablo. Algún día, investigaré sobre el comportamiento de esta sustancia… por qué se generan, etc. aunque me suena que aparecen por protección… pues vaya, son cansinos!

Y ahora mismo, estoy escribiendo sentada en la cama con el portátil encima de las piernas y ya están ahí, molestando. Es la hora de ir a dormir, y no me apetece, por su culpa… porque se que me hará la noche imposible, aunque tenga sueño. Ahora veré algún capítulo de alguna de las varias series que sigo, y lo intentaré.

4 comentarios:

Lau dijo...

Pues mi resfriado primaveral se adelantó dos semanas.. Y si, es horrible eso de no poder respirar con normalidad..
No sé si hará calor o no, si estaremos en primavera o no.. pero en mi caso, lo mismo un día llevo tres camisetas, que como ayer voy en manga corta y me quemo la nariz con el sol..

Héctor dijo...

Yo de momento no he cogido alergia y es raro... Cruzo los dedos!!

Y sí! a mí también se me ha tapado la nariz toda la vida!!! gñee!

Silvia dijo...

pffffff... yo ya he perdido la cuenta de todos los resfriados que van en este añooo...

krys dijo...

Vaya... si es que pertenecemos a una especie demasiado débil... ainsss