28.7.09

El libro de las ilusiones

Al final, me decidí por leer otra vez a Paul Auster, después de El País de las Últimas Cosas. Hice un parón de casi 3 meses de lectura antes de ponerme con éste que os voy a comentar. Supongo que tenía la mente ocupada con otras cosas y no me apetecía leer. El libro de las ilusiones es un regalo de mi 21 cumpleaños (noviembre del 2008) de mis compañeros y amigos de la universidad. Así que decidí leerlo porque ya me daba vergüenza no haberlo leído todavía y la verdad que me arrepiento de no haberlo hecho antes.


Título: El libro de las ilusiones
Autor: Paul Auster
Año: 2002
Núm. Páginas: 338

Contraportada:
David Zimmer, un escritor y profesor de literatura de Vermont, ya no es ni la sombra de sí mismo. Se pasa los días bebiendo y cavilando sobre el último instante en que su vida aún podría haber cambiado, el minuto aquel en que su mujer y sus hijos todavía no habían subido al avión que estalló. Hasta que una noche, mirando casi sin ver la televisión, y por primera vez tras seis meses de deambular en el vacío, algo lo hace reír. El causante del ínfimo milagro es Hector Mann, uno de los últimos cómicos del cine mudo. Y David Zimmer descubre que aún no ha tocado fondo, que todavía quiere vivir. Comenzará entonces su investigación para escribir un libro sobre Mann, un joven, brillante, enigmático cómico nacido en Argentina...
Críticas:
Una novela cambiante como una sesión de magia, que explora el delgado límite entre la culpabilidad y la inocencia, la obsesión y la locura; que ilumina las múltiples máscaras del yo y cuestiona la confortable ilusión de que morimos, pero el arte nos sobrevive, inmortal y sacrosanto... sólo el azar preserva aquellas obras que amamos. Pero aunque sea por un instante, el arte nos ofrece orden, gracia y refugio. Y nos ayuda, como aprenden los héroes de Auster, a vivir con esperanza (Donna Seaman, The Chicago Tribune).

Una novela espléndida, plena de identidades cambiadas, desapariciones súbitas, los laberintos de la memoria y las historias dentro de la historia tan caros a los lectores de Auster. Pero el escritor nunca se repite a sí mismo y aborda un territorio familiar desde otro ángulo, con una mirada nueva que le permite insólitas, profundas iluminaciones. Un libro esencial. (Mireia Roncevic, Library Journal)


Elegante, perturbador, una auténtica proeza de astucia literaria e inteligencia... (D.T.May, The New York Times Book Review)


Enigmática, elíptica, una de sus mejores novelas. Auster es un novelista de ideas que nunca olvida que su primera obligación es contar una buena historia. (Publishers Weekly)

Es un libro que hay que leer seguido, no se puede abandonar durante largos periodos porque dentro de la historia principal, cuenta varias historias y al volver a la lectura fijo que te pierdes. Como los anteriores libros de Auster que he leído, al principio no le encuentro el atractivo, es desconcertante, se me hacen incluso algo pesados... Pero cuando ya lo llevo algo más avanzado llega un momento que te sorprende, te engancha y cuando realmente entiendes lo que lees, entras de pleno en su historia. Auster no es fácil de leer. En esta historia aparecen escritores y cineastas como personajes. Durante la trama principal, que creo que es la más sencilla de todas, explica historias de personajes reales y ficticios, dentro de un libro o una película. Todo acaba relacionándose, todas esas historias acaban teniendo una razón significativa en los personajes principales. Es complejo, pero cuando te adaptas es genial. Yo lo defino como thriller, uno de mis géneros preferidos... eso le suma puntos. Lo puntuo con un 9.

Leyendo información en internet sobre el libro, me doy cuenta que aparecen características en la trama que P.Auster ha utilizado en libros anteriores suyos (que no he leído, todavía). También me ha parecido curioso que nombra el título de un libro que publica después, en 2006: Viajes por el Scriptorium (el primer libro que leí de él, y que creo que no llegué a entender del todo). En El libro de las ilusiones, este título lo utiliza para referirse a una película dirigida por un personaje cineasta, y también para referirse a un libro escrito por un personaje ficticio de una película de ese mismo cineasta. Si no me hubiera leído Viajes por el Scriptorium, seguramente no me habría dado cuenta de estas coincidencias. Me fascinan estas cosas.

Bueno, después de esta rápida lectura, no he necesitado mucho tiempo para leerlo. Supongo que influían las ganas de leer el siguiente que tenía en cola, el primero de la famosa trilogía Millenium: "Los hombres que no amaban a las mujeres". ¡Qué ganas le tengo!

7 comentarios:

Elyon_Lannister dijo...

Parece bueno el libro, a ver si lo encuentro en la biblio, que tengo que ir mañana.

Yo también tengo muchas ganas de leer Millenium, lo malo es que ando un poco pelada para comprármelos así que tendrán que esperar... ouch!

Laura dijo...

Me tomo unos días de vacaciones. Espero no tardar mucho en regresar.
Te dejo un abrazo.

Un telespectador más dijo...

Interesante...la verdad es que muchisimos libros versan sobre un profesor de universidad al que su familia le ha abandonado, o no es feliz, o dejq de tener exito,...y siempre me resultan muy interesantes.

Saludos!

Principessa dijo...

Krys nunca habia oído hablar de ese libro, pero parece tener buena pinta!!! :D

Por cierto, tienes un premio, cuando puedas pasate por mi blog!!!
un beso!!

krys dijo...

Elyon: ya me dirás qué tal si lo llegas a leer ^^. Yo se lo regalé a mi madre, y entonces no ha podido resistirse a comprarse los otros dos, así que tengo los 3 :P

Laura: Felices vacaciones!! :)

1telespectador+: yo es el primer libro que conozco con esa trama...así que imagínate si me ha parecido interesante :) Saludos!

krys dijo...

Principessa: muchísimas gracias! en nada voy a recogerlo :)

Petardy dijo...

No lo leí, pero seguro que ha sido una buenísima elección. Disfruta todos los ratos de lectura. Kisses.