21.8.08

Rebelión y batalla triunfal (II)

Sigo con lo que llevo leído de Rebelión en la granja, a modo intento-resumen:

Viejo Mayor muere al cabo de unos días, y pasado un tiempo, los animales más inteligentes de la granja (tres cerdos) recogen sus ideas y elaboran un sistema completo de ideas, el Animalismo.

Empiezan a hacer reuniones secretas con el resto de animales de la granja, para hablarles de ese sistema. Al principio, reciben muestras de estupidez y apatía; el cuervo, el espía chismoso del amo granjero no ayuda, los discípulos más leales son los caballos…

Pues al final, la rebelión se produjo más pronto de lo esperado. El amo granjero, el Sr. Jones, se descuidó un poco de los animales de su granja por problemas personales, se desentiende un poco de ellos, y tan hambrientos que están que finalmente se rebelan, y lo echan de su granja, por patas.

Una vez fuera, empiezan quemando y destruyendo todas las herramientas e instrumentos que les recordara los malos tratos, esclavos, de su amo.
Todos los animales deben ir desnudos. Todo aquello era suyo. Mantendrían la vivienda como museo, nunca vivirían en ella.

Los cerdos inteligentes habían aprendido a leer y escribir, y empezaron escribiendo el nuevo nombre de la granja, Granja Animal. Prosiguieron con los 7 mandamientos del Animalismo:

1. Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo.
2. Todo lo que camina sobre cuatro patas, o tenga alas, es un amigo.
3. Ningún animal usará ropa.
4. Ningún animal dormirá en una cama.
5. Ningún animal beberá alcohol.
6. Ningún animal matará a otro animal.
7. Todos los animales son iguales.


Se empezaron a organizar las tareas, todos colaboraban, producían más y en menos tiempo que anteriormente con su amo. Eran animales felices. Nadie robaba, ni había discusiones, ni peleas, ni envidias, todo perfecto. Cada domingo daban una Reunión para organizar la semana, daban clases de lectura y escritura.
Había animales que aprendieron bastante rápido, otros que su memoria no daba para aprenderse más de cinco letras del abecedario. Tomaron medidas y redujeron los 7 mandamientos a una única frase: ¡Cuatro patas si, dos pies no!, con la consecuente explicación y convencimiento a las gallinas, patos y palomas que consideraban sus alas como patas.

En las granjas de los alrededores se estaba extendiendo el rumor de la rebelión de los animales, tanto entre animales como granjeros. Éstos últimos tenían miedo que les pasara lo mismo que al Sr. Jones, se juntaron y decidieron hacer el intento humano de reconquistar la Granja Animal.

Los cerdos inteligentes ya habían considerado ese posible ataque y habían realizado un estudio basado en otras guerras y sobretodo en la defensa, así que salieron victoriosos de la batalla, con la única baja de una oveja, y siguieron felices y triunfales en su granja.

1 comentario:

Lady_Elyon dijo...

¡Me lo iba a sacar ayer de la biblioteca! Al final me decanté por los Cuentos de Edgar Allan Poe, pero supongo que los siguientes serán Rebelión en la granja y 1984 de George Orwell